Vida – Maravilloso misterio – Darwin

INTRODUCCIÓN

La vida 2Cuando se habla de la vida surgen más dudas que opiniones. Cómo, Cuándo, Dónde…. Ha sido el gran tema de la Filosofía de todos los tiempos. Es posible que cada vez estemos más cerca de desvelar el complejo sistema (o no) que dio origen a su presencia en la Tierra. Así apuntan las últimas investigaciones al respecto (este es el artículo más reciente y completo al respecto que he encontrado). Ya se van descartando algunas teorías, más cercanas a la literatura que a la ciencia.

Pero la vida, más allá del interés científico que sin duda tiene, es lo que nos define. A ti y a mí, a todos nosotros. Y nuestro intelecto nos ha permitido tomar conciencia de ello. “Pienso luego existo” dijo Descartes, que se podría traducir en “Pienso luego tengo conciencia de que estoy vivo”. Y eso nos trae las luces más elevadas y nos entierra en nuestros fantasmas más oscuros. Porque la vida en sí puede ser algo eterno, sobre todo si nos apoyamos en la teoría de la Gaia del químico James Lovelock. Pero para cada uno de nosotros, para cada individuo, al menos en este estado físico, es algo pasajero.

Seguimos cada día adelante con nuestras vidas, seguimos paso a paso. Eso es realmente lo que nos define, lo que pone precio al polvo que un día seremos. Seguramente podemos decir que la vida es lo único que realmente nos pertenece, de todo lo demás nos podemos desprender. De la vida no, al menos sin dejar de ser nosotros. Solo queda disfrutarla, exprimirle hasta la última gota, hasta el último aliento, con la sabiduría de pensar que el tiempo siempre juega a nuestro favor.

EL PERSONAJE

Charles Darwin y la evolución de la vida

La vida - Charles DarwinEste naturista británico, junto con Alfred Russel Wallace, originó el verdadero punto de inflexión en las teorías sobre el origen de la vida y de las especies. En su Teoría de la Evolución de las Especies se dio un vuelco rotundo a la creencia de que todas las especies presentes en la Tierra habían estado ahí siempre. A partir de ese momento las teorías evolucionistas revolucionaron el concepto de la vida.

Su vida

Charles Robert Darwin nació en Sherewsbury el 12 de febrero de 1809. Su origen de familia acomodada (su padre era un prestigioso médico) le hizo descuidar en sus primeros años su formación. Sin saber cuál era su verdadera vocación, empezó medicina, se planteó ser religioso, se dedicó a la pintura, se embarcó rumbo a la Tierra del Fuego en Argentina y Chile como geólogo y terminó encontrándola en la Biología.

Ese viaje fue el punto de partida de su verdadero cambio personal. Extrajo material suficiente para elaborar sus teorías y divulgar en forma de diarios primero y de libros después sus teorías sobre el Origen de las Especies. El verdadero título de esta obra era Sobre el origen de las especies por medio de la selección natural, o la preservación de las razas favorecidas en la lucha por la vida. Sí, demasiado largo, por eso se redujo coloquialmente. Los primeros 1.250 ejemplares se vendieron el mismo día de su aparición, el 24 de noviembre de 1859.

Consecuencias de su obra

Evidentemente estas teorías chocaron frontalmente con la doctrina de la Iglesia. Pero tuvo grandes apoyos, entre los que destaca el zoólogo Thomas Henry Huxley, que consiguieron sacar adelante sus teorías. Además, pronto encontraron en otros científicos, como en las teorías genéticas de Mendel, estudios paralelos que empezaron a generan una poderosa línea de investigación, no concluida en nuestros días, en torno al origen de la vida.

En 1872, publicó La expresión de las emociones en el hombre y en los animales, obra seminal de lo que luego sería el estudio moderno del comportamiento. Con esta obra Darwin puso fin a sus preocupaciones por los problemas teóricos.   Los últimos diez años de su vida los dedicó a diversas investigaciones en el campo de la botánica. A finales de 1881 comenzó a padecer graves problemas cardíacos. Falleció a consecuencia de un ataque el 19 de abril de 1882.


Biografía de Charles Darwin