Suerte – No solo cuestión de azar -Michael Jordan

INTRODUCCIÓN

¿Cuestión de suerte?

suerte-loteria-bombo-efeEn una ocasión, viendo una información deportiva con mi padre en
televisión, comentó: ¡Qué suerte de meter eso! La noticia era una canasta de esas imposibles que, de vez en cuando (o más), metía Michael Jordan. Todavía la recuerdo. Recogió un rebote en su propia canasta, votando la bola cruzó el campo. Sorteó a uno, a dos. Y llegó bajo la canasta contraria donde se encontró con los otros tres. Dribló a uno pasándose el balón por la espalda y se libró del cuarto a aro pasado y cambiando el balón de mano. Soltó la bola con rosca hacia la canasta de espaldas con la altura suficiente para evitar el tapón del pívot, que se había recuperado, y con la precisión suficiente como para que rozara el tablero y la rosca lo dirigiera hacia la canasta. Rebotó hasta tres veces en el aro y terminó entrando.

¡Qué suerte de meter eso! Y yo le dije: Sí, es verdad, es mucha suerte, pero para tener esa suerte primero hay que poner el balón ahí. Y me faltó añadir que, además, para poner el balón ahí, de esa manera, existe detrás mucho trabajo, muchas horas de entrenamiento y de dedicación.

La suerte existe cuando te toca la lotería, en los juegos de azar, y poco más. El resto son una serie de circunstancias previsibles en los que la estadística tiene mucho que decir. Pero en la mayoría de los casos en los que hablamos de suerte, en realidad, lo que hay detrás, más que suerte, es trabajo, conocimiento, experiencia, actitudes y aptitudes. Y a partir de ahí, puede que se pueda hablar de suerte.

Quizá hoy en día encontrar un trébol de 4 hojas sea más una cuestión de genética que de suerte.

EL PERSONAJE

Michael Jordan

Suerte - Chicago Bulls Michael Jordan 1997.

Imagino que, incluso los reacios a seguir cualquier deporte, conocen a este jugador de baloncesto, el mejor de todos los tiempos según dicen. Traemos a esta sección a este personaje al hilo de lo comentado en la introducción, en un deporte en el que meter la bola por un aro puede ser una cuestión de suerte (lo mismo podríamos decir del golf, del tiro con arco, etc.) pero en la mayoría de los casos se trata de trabajo y esfuerzo. ¿Y quién mejor para representar este deporte que su mejor jugador?

Aunque nació en el barrio neoyorquino de Brooklyn, la infancia de Michael Jordan transcurrió en la localidad de Wilmington, en el estado de Carolina del Norte, a la que se había trasladado con su familia. Aficionado desde pequeño al baloncesto, empezó a despuntar siendo todavía un adolescente.

Carrera profesional

Como tantos otros jugadores de la NBA, Michael Jordan dio sus primeros pasos en la liga universitaria. En 1981 ingresó en el equipo de la Universidad de Carolina del Norte, y dos años después era ya elegido mejor jugador de la temporada universitaria, distinción que recibió de nuevo en 1984. En el verano de 1984, se alzó con la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles (1984). Recordad que en esa final batió holgadamente a la selección de España, la cual conquistó una medalla de plata, la primera del baloncesto, que supo a oro.

suerte-michael-jordan-2

El mismo año de su triunfo en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles inició su carrera en el baloncesto profesional: fue elegido en el draft de la NBA por los Chicago Bulls, equipo en el que permanecería a lo largo de casi toda su carrera deportiva y con el que ganó 9 campeonatos de la NBA, en dos etapas con los Bulls, con un paréntesis de dos años en los que se retiró, tras la muerte de su padre. Tras retirarse en 1997, volvió a la máxima competición con los Washington Wizards, entre los años 2001 y 2003.

Fue actor en la película Space Jam (con Bugs Bunny como compañero de reparto). Y después se dedicó unos años al golf de forma benéfica. Promocionó su propia marca de ropa y ha colaborado en la creación de varios video juegos. Hoy es el deportista retirado con mayores ingresos. Aún fuera de la cancha, sigue siendo el mejor.

Te dejo aquí este vídeo para que disfrutes del mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos. Para que compruebes que, lo que parece suerte, no siempre lo es.

Bibliografía de Michael Jordan.