LOCURA – El arte y sus manifestaciones – Frank Zappa

LA FRASE

Frases sobre el tema de la semana: La locura

Locura, ponte a mi lado, quizá así pueda ser feliz por un instante

Las cosas más bellas son las que inspira la locura y escribe la razón

LA CANCIÓN

Stink-Foot  –  Frank Zappa

Como va siendo habitual lo que traigo a este apartado no tiene nada de convencional, no son nº unos, no estarán en las emisoras de radio, pero son, de una forma y otra, parte importante de la historia de la música.

Hablando de locos creativos Frank Zappa es uno de los más representativos, avanzado musicalmente a su tiempo, su música ha sido referencia para muchos músicos posteriores, analizada y estudiada por un gran abanico de músicos de diferentes estilos, incluso de música clásica. Su genio fue parejo a su excentricidad, calificado como uno de los mejores guitarrista de todos los tiempos, su gran capacidad creativa tuvo su mejor exponente en los solos de guitarra de sus temas, aunque llaman también la atención las letras sarcásticas y humorísticas de sus temas, que el mismo cantaba. Meticuloso hasta llevar a la agonía a todos los que trabajan con él. Su estilo se alimenta de múltiples fuentes, desde el Jazz hasta la música clásica, rock y rhythm and blues, mezclando los estilos y generando nuevas líneas creativas.

El tema que traigo hoy es Stink-Foot, perteneciente al álbum Apostrophe(‘) (1974). En él se puede disfrutar de uno de esos solos totalmente eclécticos e imposibles que son los verdaderos protagonistas de sus temas, en su vasta discografía.

Os dejo aquí algunos enlaces bibliográficos por si queréis profundizar en este autor

Frank Zappa. Biografía artística.

Frank Zappa. Biografía extendida.


reloj-antiguoEL POEMA


La hora del Duende

He despistado a la suerte,
ahora me agarro a la vida
huyendo de la salida
que me ofrecía la muerte.
Ahora escucho hablar al duende
que se esconde tras la sombra,
cuando en susurros me nombra
la inspiración se me enciende
y mi emoción se libera
llevado por la locura,
por los instintos llevado,
por la pasión más sincera,
por la sinrazón más pura,
por el amor olvidado.
………………………………………………………………………………….FIRMA JLB

Una hora de Alegría y de Locura.

¡Una hora de alegría y de locura! ¡Oh furiosa alegría! 
¡Oh furiosa alegría! ¡Oh, no me retengáis!
Corazón de las tempestades, 
¿qué es lo que late en ti para desencadenarse en mi ser de esta suerte?
¿Qué son mis clamores en medio de los relámpagos y de los vendavales?
¡Ah! ¡Beber el delirio místico más que hombre alguno!
¡Congojas tiernas y salvajes! 
(Os las dejo en herencia, hijos míos, os narro por muchos motivos.
¡Oh esposo y esposa!)
¡Oh, abandonarse a vos, quienquiera que seáis!
¡Abandonaros a mí, con desprecio del mundo!
¡Oh , la vuelta al paraíso!
¡Oh, atraeros hacia mí, imprimir en vuestra boca virgen los labios de un hombre resuelto!
¡Oh, el enigma, el triple nudo, el estanque negro y profundo,
 todo lo que se desanuda y se ilumina!
¡Oh, abalanzarse en busca de espacio y de aire!
¡Libertarse de los lazos y de las convenciones anteriores, yo de los míos, vos de los vuestros!
¡Hallar una despreocupación nueva, inimaginada, capaz de poner a prueba la mayor fortaleza!
¡Desenmordarse la boca!
Tener el sentimiento – hoy o cualquier otro día  – de que me basto a mi mismo, tal como soy.
Sentir algo no sentido aún! ¡En espasmo, en angustia, en éxtasis!
¡Escapar íntegramente de las anclas y de los garfios ajenos!
¡Bogar libremente! ¡Amar libremente! ¡Abalanzarse temerario y amenazador!
¡Buscar la destrucción, insultándola, invitándola!
¡Subir, cernerse en el mediodía del amor, como en una revelación!
¡Volar con el alma ebria!
¡Perderse, si es necesario!
¡Alimentar el resto de mi vida con una sola hora de plenitud y de libertad!
¡Con una breve hora de locura y de felicidad!

                                                                               Walt Whitman (de su libro Hojas de Hierba)

Rosa CorralENCUENTADOS

Cicatrices

– Cuando llegue a cinco despertarás, notarás tus párpados ligeros y tendrás un despertar apacible y claro. Sentirás aflorar una existencia renovada y la necesidad de ser feliz de nuevo.

Ella mientras tanto, caminaba por un largo y monótono pasillo de hotel. En su mente revivían las imágenes nítidas de terribles horas; su cuerpo desnudo levantándose de la cama, el encuentro con la desconocida en el espejo del baño, una mujer con grandes sombras azules bajo sus ojos que le devolvía la mirada. Podía ver cómo le sonreía con aversión mientras ella se desmaquillaba de manera nerviosa, como cada noche.

Sólo una idea dominaba su mente y una sombra negra revoloteaba  sobre su cabeza.

Un feroz golpe en el espejo y el ruido de cristales rotos. A continuación, el recorrido del líquido caliente deslizándose entre sus dedos y goteando sobre el lavabo, formando rojos trazos  serpenteantes sobre la blanca porcelana.

– Uno…, dos…

No sentía dolor, tan sólo un lento desvanecimiento. Una espiral rojiza que le arrastraba al abandono  de una vida que le resultaba ajena.

– Tres…, cuatro…

Esa voz que escuchaba desde el exterior le obligaba a dejar atrás las escenas de aquella noche en la que su mundo se había convertido en un pedazo de papel arrugado e inservible. ¿Podría vivir con toda esa maraña de recuerdos dolorosos?

– Cinco.  Despierta, ¡ahora!