TRISTEZA – el cuarto íntimo

DECORACIÓN

Cuarto íntimo, el refugio de la tristeza.

cuarto intimo estantesDebo confesar que me ha costado orientar el post de hoy, que en teoría tiene que estar relacionado con la tristeza. Cómo vamos a pensar que queremos un ambiente triste en nuestro hogar, vivienda, oficina…. Al contrario, se trata de crear un ambiente agradable, sereno, alegre… Pero quizá en cada hogar quepa un pequeño rincón donde la tristeza pueda ser protagonista; y quien dice la tristeza puede referirse también a la reflexión, al abandono personal, a la egolatría, a la creación… Ese rincón en el que se refugia nuestro más profundo yo cuando el mundo de alrededor nos sobra, en el que se refugian los sentimientos personales, en el que se refugia la tristeza, el cuarto íntimo en el que lo personal se convierte en universo.

Nos referimos a esa estancia en las que, en viviendas con varios miembros, nos permite buscar un cierto grado de intimidad, donde leer un libro, tocar un instrumento, escuchar música… No se trata de una habitación personal, ni tampoco de un despacho. Se trata de una estancia mucho más específica. Vamos a exponer a continuación algunas consideraciones sobre él que pueden ser interesantes.

Dónde ubicar el cuarto íntimo.

cuarto intimo ubicacionUna de las principales características de este cuarto íntimo es precisamente que tiene que estar relativamente separado del resto de actividades de la casa, para que los ruidos de electrodomésticos, televisores o radios, conversaciones… no nos molesten o interfieran con lo que estamos haciendo.

Como lugares más inmediatos se podría hablar del sótano, de la buhardilla o en una construcción contigua, por ejemplo junto al garaje. O también, si estamos hablando de un piso de una habitación a la entrada de la vivienda. Quizá el más adecuado sea la buhardilla, por encontrarse retirado, ser sencillo de calefactar y más o menos amplio, pero si se ajusta a las condiciones que a continuación vamos a enumerar cualquiera de los otros sería válido.

Las dimensiones del cuarto íntimo

cuaro intimo iluminacionDepende sobre todo de nuestras aficiones o para lo que vayamos a utilizarlo. No hace falta mucho espacio para escuchar música o leer un libro, algo más hace falta si se pretende poner un ordenador, o un equipo de video. Pero en principio el cuarto íntimo del que hablamos no es un lugar de trabajo ni de grandes actividades, es para nuestros ratos de estar solo, de pensar, de retirarnos del mundo, y para eso no se precisa de grandes espacios. Son más importantes otras cuestiones que ésta. Con un cuarto de 7 m² es suficiente (3×2,5 m aprox.). Y la forma tampoco lo es, cuadrado o rectangular, o incluso con alguna irregularidad, no es un cuarto para llenarlo de muebles y objetos, que necesite una forma y dimensiones precisas.

La iluminación del cuarto íntimo

cuarto intimo vistasEn este punto, y hablando de iluminación natural, es más importante lo que se pueda ver a través de las ventanas que la luz que pueda entrar a través de ellas. Las vistas siempre son evocadoras y proporcionan a la mente una vía de escape para ayudar a relajarnos. No siempre es posible, pero es bueno cuidar las vistas a las que se orienta el cuarto íntimo. Por otro lado la iluminación natural interesa que esté controlada y/o matizada; los estores o cortinas en las ventanas permiten adecuar la luz a la actividad que hayamos elegido en cada momento. Leer puede requerir más luz que escuchar música, o la penumbra pueda ser mejor para meditar o para escribir. En la misma línea dispondremos la iluminación artificial, con alguna luz puntual y una luz general tenue o, mejor aún, que se pueda regular su intensidad, mediante un interruptor regulable.

La decoración del cuarto íntimo

Cuarto intimo mobiliarioMás que de decoración, deberíamos hablar directamente de mobiliario, porque poca decoración precisa nuestro cuarto íntimo. Lo imprescindible será una estantería en la que colocar libros, discos, un equipo de música, algún objeto muy personal…, y un asiento cómodo, muy cómodo: un diván, una mecedora, un sillón, un sofá… y una mesita.  Tal vez también nos interese instalar una pequeña mesa para un ordenador. Pero a partir de ahí lo demás ya es superfluo. No se necesita mucho más para pasar algunos momentos con nosotros mismos.

Y lo más importante quizá sea encontrar esos momentos libres, que ahora no abundan, para poder disfrutar de nuestro cuarto íntimo, de nuestros pensamientos, de nuestra tristeza, de nosotros mismos.

HOY UNA DE…

Yo soy Sam.

Yo soy Sam
Comprar película por 8.75 €

Hoy os traigo una película de contrastes, con un trasfondo triste, muy emotivo. Un padre y una hija se ven separados por circunstancias ajenas a ambos, y ambos lucharán por evitar que eso pase. Unos excelentes papeles de los tres actores protagonistas; un muy convincente Sean Penn, aunque a veces algo exagerado; y bien acompañado por la siempre guapa y sobria Michelle Pheiffer y una maravillosa y precoz Dakota Fanning. Película dirigida y coescrita por Jessie Nelson, que en su filmografía suma otros títulos de éxito como Quédate a mi lado y Corina, Corina. La película en sí se deja ver y es entretenida, sin buscarle demasiadas pretensiones; una historia bien contada y que nos hará pasar un rato agradable. Además podréis extraer algunas reflexiones sobre cuestiones personales y de familia.

Os dejo con una película con una gran realización; os hará sonreír y llorar a partes iguales, emotiva, triste, vivaz, alegre…. Disfrutad con ella.

Enlace para ver la película

Hay que ir pulsando en la segunda ventana; opción 1, si se abre alguna página cerradla y seguir pulsando en la ventana.