El sol – calentando el corazón – La 5ª estación

LA FRASE.

Frases que hablan sobre el tema de la semana: El sol

El sol necesita librarse de las nubes para hacerte sentir su calor

Cuéntame la historia de cómo el sol amaba tanto a la luna que moría cada noche para dejarla respirar

LA CANCIÓN

El sol no regresa – La 5ª estación

Intuyo que a más de uno le sorprenderá que ponga un tema como este. Por fin le pongo cara a este grupo. Pero llega el verano y hay que sacar la ropa de corto. Y este tema fresco y de desamor me pareció que venía como anillo al dedo.

Se trata de un tema del grupo La Quinta Estación publicado en su disco más exitoso “Flores de Alquiler”. El sol no regresa fue uno de los sencillos extraídos del disco y uno de los temas más escuchados. Gracias a él obtuvieron varios premios nacionales e internacionales y llegaron a vender más de 600.000 copias.

                   

Aunque el grupo terminó triunfando en España su mayor reconocimiento fue en México y Estados Unidos. El nombre proviene del número de estaciones de tren que había entre los fundadores del grupo, entre Pozuelo y Las Matas (Madrid).

El tema fue compuesto por John William Hartfiel y estuvo más de 4 semanas en el top 10 de las listas españolas.

EL POEMA

 

Pasan los días

Hoy es un buen día.
También ayer lo fue,
Y es probable que mañana.
Es lo que tiene la primavera tardía.
Es temprano
Y por la ventana se atisba
Que el sol asoma limpio.
Los gorriones dan los buenos días.
Se siente el fresco.
El bastón en las manos
La cancela y la esquina,
El empedrado y el banco.
El olor de las lilas.
El sol no quema su piel maltratada:
Siente su caricia.
Se le acerca la sombra del árbol,
Se le aleja la vida.
El bastón en la mano,
La mirada tranquila
Y sobre su espalda
El pesado sol del mediodía.

Sol de Invierno

Es mediodía. Un parque.
Invierno. Blancas sendas;
simétricos montículos
y ramas esqueléticas.
Bajo el invernadero,
naranjos en maceta,
y en su tonel, pintado
de verde, la palmera.
Un viejecillo dice,
para su capa vieja:
«¡El sol, esta hermosura
de sol!…» Los niños juegan.
El agua de la fuente
resbala, corre y sueña
lamiendo, casi muda,
la verdinosa piedra.

Antonio Machado

ENCUENTADOS

El Sol y El Viento

El sol y el viento discutían sobre cuál de dos era más fuerte.

La discusión fue larga, porque ninguno de los dos quería ceder. Viendo que por el camino avanzaba un hombre, acordaron en probar sus fuerzas desarrollándolas contra él.

-Vas a ver – dijo el viento – como con sólo echarme sobre ese hombre, desgarro sus vestiduras.

Y comenzó a soplar cuanto podía. Pero cuantos más esfuerzos hacían, el hombre más oprimía su capa, gruñendo contra el viento, y seguía caminando. El viento encolerizado, descargó lluvia y nieve, pero el hombre no se detuvo y más cerraba su capa. Comprendió el viento que no era posible arrancarle la capa.

Sonrió el Sol mostrándose entre dos nubes, recalentó la tierra y el pobre hombre, que se regocijaba con aquel dulce calor, se quitó la capa y se la puso sobre el hombro.

-Ya ves – le dijo el Sol al Viento – como con la bondad se consigue más que con la violencia.