EL MAR – Azul que hipnotiza – Cousteau

INTRODUCCIÓN

Miramos el mar, el horizonte, ese azul matizado, ese movimiento eterno, ese ritmo, esa música. Lo miramos y no podemos evitar mirarlo. Nos relaja, nos inspira… nos ilumina. El poder físico que despliega es incontenible, pero el poder emocional que nos transmite no tiene parangón. Es salvaje, es contenido, es fugaz y es eterno. Lo es todo a la vez. Y lo es una y otra vez. Lo es siempre.

Nos produce tanta tranquilidad contemplarlo como inquietud poseerlo, o mejor dicho, ser poseídos por él. Sentirnos pequeños, indefensos; nos resulta inabarcable, desconocido; nos encontramos vencidos antes de comenzar cualquier lucha contra él. Y es que el mar ha sido siempre ese ente de deseo, que nos atrae a partes iguales por la fascinación y por el temor que siembra en nosotros. Como llegara a decir el poeta (Mario Benedetti):

…Es probable que nunca haya respuesta
pero igual seguiremos preguntando
¿qué es por ventura el mar?
¿por qué fascina el mar? ¿qué significa
ese enigma que queda
más acá y más allá del horizonte?

EL PERSONAJE

Jacques Cousteau y el mar

El mar - Jacques Cousteau

No hay persona en el mundo, al menos en este, que más haya hecho por conocer, divulgar y proteger los mares de todo el mundo. Sus inventos en colaboración con otros ingenieros permitieron investigar el mar, sus misterios, desde un punto de vista científico, y darlos a conocer al mundo entero.

Vida

Jacques-Yves Cousteau nació en St. André de Cubzac (Gironde, Francia) en 1910. Fue marine y piloto de avión naval, hasta que un accidente le obligó a cambiar el rumbo de su vida. A partir de ese momento, hacia 1943, dedicó su vida al mar, a los océanos, a la vida submarina, a investigar las técnicas de buceo y la adaptación del hombre a la profundidad y a la respiración en saturación. Y para ello desarrolló una serie de artilugios y dispositivos que le permitieron sumergirse más y con más medios para poder investigar, grabar y de esa manera divulgar los conocimientos que fue adquiriendo de todo ese trabajo. El “Aqua Lung” (pulmón acuático en inglés, las bombonas de oxígeno, 1943), el Platillo de Buceo (un sumergible biplaza hasta 350 mts,1959), Las Moscas Marinas (dos sumergibles monoplazas, 1965), el Turbosail (sistema de propulsión, 1982).

Cousteau y el mar

Pero su mayor mérito en la protección del mar en particular y de la naturaleza en general no fue como investigador, sino como divulgador. Su serie Mundo Submarino, grabada desde su mítico barco El Calypso, consiguió que el mundo viera el mar con otros ojos, entre otras cosas, porque fue proyectada en multitud de países, porque su formato consiguió atraer a una población no versada en ciencia, porque era amena y porque además desmitificó grandes creencias sobre el mar que hizo de este medio algo más cotidiano. Pero no solo su producción se reduce a esa serie. Películas, escritos científicos, escritos divulgativos, conferencias, campañas… todo un trabajo comprometido que ayudó de forma ímproba a difundir los secretos el mar.

El mar - Jacques Cousteau - CalypsoMurió en 25 de Junio de 1997, a la edad de 87 años. En su bagaje cuenta con una infinidad de premios; todos están relacionados con labores científicas y didácticas, además de algún premio cinematográfico. Su legado sigue aún vigente a través de numerosas fundaciones y de la continuidad que sus hijos dieron a su trabajo.

Os dejaré aquí algunos enlaces que os pueden ayudar a conocer más sobre este hombre, sobre su trabajo y, por supuesto, sobre el mar.

WEB de la fundación Jacques Cousteau

BIOGRAFÍA

Y aquí os adjunto los videos de su serie Mundo Submarino:


Para comprar los vídeos de la serie y otros productos pulsa aquí

EL MIRADOR DEL PSIKE

El mar - portada 1“Contemplar el mar es bueno”. Esta afirmación que todos hemos experimentado ahora parece que tiene una confirmación científica. Según los estudios realizados por Katherine Ashbullby y el Dr. Mathew White, del Centro Europeo para el Medio Ambiente y Salud Humana (ECEHH), el Colegio Península de Medicina y Odontología y la Escuela de Psicología de la Universidad de Plymouth. White, se puede afirmar lo siguiente: “El ejercicio al aire libre es bueno para usted, pero si desea obtener todos los beneficios debe dirigirse a la costa o al campo en lugar de un parque urbano”.

En el estudio realizado durante dos años se analizaron los datos de 2750 encuestados; personas que habían visitado los parques urbanos, el campo y la costa. Encontraron que todos los lugares al aire libre se asocian con sentimientos positivos (placer, serenidad, fresco); pero que las visitas a la costa resultaron más beneficiosos que las visitas a los parques urbanos. Este hallazgo se mantuvo cuando los investigadores tuvieron en cuenta factores como la edad de las personas, lo lejos que había viajado, la presencia de otros y la actividad que se llevó a cabo.

 El Dr. White, un profesor de salud y riesgo de la ECEHH, dice: “Hay un montón de trabajo sobre los efectos beneficiosos de la visita a los ambientes naturales, pero nuestros resultados sugieren que es hora de ir más allá del simple debate urbano vs rural y empezar a buscar el efecto que los diferentes ambientes naturales tienen sobre la salud y el bienestar. “

Y os adjunto aquí un interesante artículo sobre la relación entre el mar y los efectos que produce en nuestro cerebro.