Sueños – La vida entre abrir y cerrar de ojos

LA FRASE

El sueño

Frases que versan sobre el tema de la semana: El Sueño.

Sueño - para empezar a soñarsueño no es lo que ves mientras duermes, es lo que te impide dormir

LA CANCIÓN

All a dream – Norah Jones

Sueño - All a Dream - Norah Jones
Comprar el disco por 16,90 €
      All a dream - Norah Jones

Quizá hubiera sido justo poner una canción de Manolo Tena, como homenaje a su gran labor en la música, pero no tenía ninguna que encajara en el tema. Y Encontré más adecuado este otro. Una autora que ya venía reclamando un espacio en nuestro particular rincón de las canciones, Norah Jones, y un tema que salió en 2012 como tema del álbum Little Broken Hearts, su quinto y último trabajo hasta la fecha. Dotado de todo el swing de la música de Norah Jones, modulada por su voz potente y sensual y con gran fuerza expresiva.

Letra traducida.

Puedo verlo en su cara
Que todo va a estar bien
Porque nunca daña
A alguien que quiera aprender
para ser su esclavo
Y la noche es oh tan clara
las nubes no volverán a aparecer

Pero la luna está fuera de lugar
Y todos los árboles la están buscando extraña
En contra de mi piel
Ahora espero que esto no sea sólo un sueño
Así que nos encontramos con una iglesia
las personas todos tienen el mismo aspecto
Y el sol está en mis ojos
estoy tratando de gritar su nombre
Mi estómago empieza a agitarse
Y las cortinas en el viento comienzan a quemarse
Y ahora sé que todo es un sueño
Enemigo duerme conmigo Enemigo día o de noche
se burla de cada minuto en mi mente
está en mi mente
enemigo lanza todo mi dinero
enemigo sabe cómo hacerme siempre pagar
siempre pago
mentiras EnemigO no cruza mi mente
conversaciones Enemigo, hablando tan agradable y amable
así de agradable y amable
¿Y cuánto tiempo se tarda en
combatir esta debilidad?
y decirle
Para protegerse de mí
porque Dios sabe lo que siento

reloj-antiguoEL POEMA

Poema de Ausencia

No he venido, oh dulce lucero de primeros de abril,
No he venido a contarte mi historia.
He venido simplemente a sentirme feliz
A mirar las estrellas en el tácito cielo
De esta noche serena,
A sentir el aroma en la lúgubre noche
En la otoñal primavera,
He venido por esa luz tuya
De brillo tenue y nervioso
Que ambiciosa me llama con su canción de sirena.
Te puedo si quieres contar mi triste historia
Pero no he venido a contar tristes historias,
Que me hagan llorar
Y que te hagan llorar
Sin compasión de nosotros.
Sí, podría hablar, durante minutos, durante horas,
Con los dedos de la melancolía ahogando mi aliento.
Pero prefiero
Simplemente compartir este momento contigo
Junto a la noche cerrada.
La oscuridad me envuelve, me oculta.
Prefiero la noche, en la que se ven las estrellas,
Estrellas taciturnas, sintiendo el aire que respiro
Y escuchando los latidos
De un corazón roto que se escapa,
Que espera tu luz, oh dulce lucero,
Para poder ausentarse ingrávido,
Ausentarse y soñar.

FIRMA JLB

Monólogo de Segismundo

La vida es sueño
Comprar libro por 6,60 €

Sueña el rey que es rey, y vive
con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso, que recibe
prestado, en el viento escribe,
y en cenizas le convierte
la muerte, ¡desdicha fuerte!
¿Que hay quien intente reinar,
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte?

Sueña el rico en su riqueza,
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza,
y sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende,
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.

Yo sueño que estoy aquí
destas prisiones cargado,
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño:
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.

Pedro Calderón de la Barca (Fragmento de La vida es sueño)

Rosa CorralENCUENTADOS

El delito

Mis ojos ni siquiera se cerraban. Después de muchas  vueltas en la cama, y de probar toda clase de posturas, me vi resignado a otra noche de insomnio. Sacudí la almohada, la agité para encontrar una parte más mullida. Al final, la apoyé contra el cabecero de la cama e intenté dormir, una vez más.

De pronto lo escuché, el timbrazo de un teléfono atravesó el silencio de la habitación.  A tientas  busqué el auricular y lo descolgué. Una voz susurrante me dijo:

– Esta noche será la última de su vida. Es posible que le esté observando desde una ventana, quizá esté ya dentro de su casa, tal vez en la misma habitación. No intente huir, va a ser inútil.

La sangre pareció helárseme en las venas, un frío paralizante se apoderó de todo mi cuerpo.  Se cortó la comunicación pero permanecí unos segundos  sin poder despegar el auricular de mi oreja. Una noche más, volvía a escuchar la misma  voz. Me estaba volviendo loco.

Me desperté bañado en sudor y con la respiración agitada. Y Me refresqué la cara sin dejar de pensar en lo ocurrido. Quizá debía entregarme a la policía, devolver el dinero robado y confesar el crimen. Tal vez así podía esfumarse el tipo que me hostigaba en sueños cada noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.