Viajes – Souvenirs: partes de nuestra historia

DECORACIÓN

souvenirs - portada 1

Los souvenirs de viajes.

Quizá hoy vamos a tratar uno de los temas que más escabrosos y conflictivos pueden resultar: los souvenirs. Por su aparente poca importancia puede parecer un tema baladí, pero no lo es. Todo depende de la afición a viajar de cada uno y de la necesidad de reforzar la memoria sobre esos viajes . Porque de lo que vamos a hablar es de los recuerdos de viajes; esos objetos casi siempre inútiles que nos traemos de nuestras más emocionantes aventuras que irremisiblemente va formando parte de nuestro patrimonio, más que de nuestra memoria, y que nos resulta difícil ubicar en nuestro hogar.

Pues bien, vamos a abordar el tema de frente, sin miedos. Y sin rencores y dando soluciones que hagan definitivamente que esos bonitos recuerdos no se conviertan en insufribles trastos.

¿Qué entendemos por recuerdos de viajes?

Son esos objetos traídos de lejanas tierras (o no tan lejanas) que en sus contextos naturales nos parecen preciosos y que cuando intentamos integrarlos en la decoración occidental nuestra cuesta encajarlos. Y entre esos objetos se pueden encontrar los más variopintos: alfombras, jarrones, cuadros, mapas, figuras, tarros, conchas, imanes, llaveros… En fin, vamos a ir agrupándolos y viendo cómo podemos integrarlos en nuestra vida cotidiana de forma satisfactoria. Vamos a conseguir que cumplan su función evocadora sin que, con el paso del tiempo, deseemos que terminen en la basura.

Souvenirs de tela.

Souvenirs - Alfombras-de-diseño. Souvenirs - pañuelosNo es raro traerse objetos de tela de allá donde los tejidos son una tradición artesanal muy arraigada. Alfombras, cortinas, paños y pañuelos. Seguro que se pueden colocar en algún sitio. En el caso de los paños, pañuelos, etc.,  pueden ir como cubre-mesas o cubre-sofas, colgados en paredes. Un solo consejo; cuando elijáis el modelo pensad ya dónde queréis colocarlos y procurad que armonice con lo que ya tenéis (sea lo que sea).

Souvenirs varios.

Souvenirs - estantería 3En todos estos casos, todo depende en gran medida del número de objetos que tenemos, eso sí, previendo que podemos ir acumulando muchos más, en función de nuestros propios hábitos en los viajes. Desde poderlos integrar con el resto de objetos de la casa hasta necesitar un espacio dedicado a ello. Yo soy partidario de dedicar un espacio que se ajuste a la cantidad prevista de objetos, que en sí mismo forme esa unidad dedicada a los recordatorios, una especie de rincón o cuarto de los viajes. Veremos esos distintos puntos.

La pared de los Souvenirs

Souvenirs - fotografíasAquí podríamos incluir de alguna forma los pañuelos y fulares, pero sobre todo es un buen lugar para cuadros, fotografías, posters… La composición es importante, y siempre es bueno agruparlos por temas. Recordad que siempre que hay objetos diversos es importante el orden, incluso cuando se busca el desorden. En el caso de las fotografías, si sois de los que os gustan las copias en papel, o de los cuadros pequeños, se pueden organizar composiciones muy atractivas en paredes grandes, mejor que distribuirlas por la casa, que siempre pierden fuerza y contenido. Lo mismo cabría decir de objetos como estampitas, fulares e incluso mapas. Suelen quedar bien en espacios secundarios: salitas, vestíbulos…

La estantería de los souvenirs

Souvenir - estanteríaLo dicho en el punto anterior se podría decir en este, pero con el matiz de que, en este caso, se trata de elementos para apoyar, como tazas, jarrones, lámparas… y la famosa bola del mundo que tantas pasiones levanta. Se puede utilizar cualquier repisa o aparador, aunque lo más adecuado suele ser una estantería, para poder crear ese elemento único dedicado a los souvenirs, en el que el elemento portante no toma protagonismo y además nos permite organizar los objetos con facilidad.

El cuarto de los souvenirs

Souvenir - estantería 2Y por último (dedicar una casa ya me parece excesivo) hablaremos de dedicar un cuarto en exclusiva a los souvenirs. Esto está pensado para profesionales de los viajes (o cuando los hijos se nos van de casa una forma de aprovechar su cuarto). Y ahí cabe de todo por supuesto; pero por eso interesa seguir unas reglas básicas para que el cuarto no se convierta en un trastero. Lo que digamos aquí vale igualmente para las estanterías y las paredes.

    • Una estantería, una pared, una mesa y poco más puede ser suficiente para que quede el cuarto bien organizado y te quepan todos los objetos.
    • No distribuyas homogéneamente. Agrupa los objetos por temas, tamaños, colores, texturas, etc. Eso dará sentido a todo el conjunto. Y siempre dejando vacíos proporcionales al tamaño entre esas agrupaciones para potenciarlas.
    • Es bueno introducir u organizar esas agrupaciones de forma que haya una jerarquía, con un objeto protagonista o disonante. Podrá unos acentos que ayuda a generar ritmo.
    • Siempre es bueno poner libros, que debes procurar organizar igualmente.
    • Juega con elementos formales compositivos, como alineamientos, simetrías, secuencias… en algunos puntos. La vista siempre agradece esos juegos.
    • No hay una forma única de colocar los objetos. Aunque no es malo hacer una previsión de los nuevos objetos, lo bueno es que se puede variar en cualquier momento, con más motivo siendo un espacio para recuerdos de viajes que va a seguir recibiendo material.

HOY UNA DE…

Diarios de motocicleta

Souvenirs - Diarios de motocicletaBasada en un hecho real de la vida de Ernesto “Che” Guevara, nos cuenta como él y un amigo, montados en una vieja moto, emprenden viaje desde Argentina para recorrer Latinoamérica. En ese viaje se construye lo que, a la postre, sería el ideario del revolucionario que luego llegó a ser. Una película que habla de la grandeza de Latinoamérica, de la pequeñez del humano; y de como el hombre, a través de sus visiones y experiencias, puede llegar a moldear su espíritu. Película del director brasileño Walter Salles que se estrenó en el año 2004. Basada en los diarios de los personajes protagonistas, trata esta película de narrar los primeros años del Che con ingeniudad y sin carga política, convirtiendo un viaje a través de latinoamerica en un viaje interior en el que Ernesto Guevara se transforma en el a lo postre sería el personaje mítico del Che.

Leer más sobre la película